lunes, 30 de abril de 2012

Dia 1 - Ikebukuro


Nada mas llegar a Narita lo primero que quisimos hacer fue cambiar moneda en la oficina a la salida del aeropuerto pero estaba cerrada, abren a partir de las 12:00. Hay otro establecimiento de cambio de moneda en la parte de abajo, donde se accede a los trenes, pero íbamos justos con la hora del Narita Express y decidimos cambiar el dinero en Tokyo.

Al llegar a Tokyo nos dirigimos al hotel a dejar las maletas para estar mas desahogados. La primera noche Hector y yo dormimos en una cápsula y Mada en un hotel, ambos muy cercanos el uno del otro y en Ikebukuro. La segunda noche nos juntamos todos en el hotel en el que esta Mada.

Tras dejar los trastos, ducharnos y descansar unos escasos minutos fuimos a encontrarnos con Sonia en la estación de Ikebukuro. Otra vez ella me hace de anfitrión en una ciudad ajena, pero esta vez muy ajena, ¡muchas gracias! De allí fuimos a comer a unos ricos platos de curry con arroz, carne y huevo. Después dimos un buen paseo por la zona de Ikebukuro viendo parte de la ingente cantidad de tiendas/centros comerciales de la zona. Es tremenda la saturación de artículos y tiendas de todo tipo que se encuentran allí, pero no es un caso aislado en este lugar ni mucho menos.

Nos acercamos un momento a una oficina de cambio de divisa y a partir de ciertas cantidades de dinero se recibían mejores condiciones de cambio. Finalmente obtuvimos 104 yenes por euro (y una tarjeta de descuento de 500 yenes válida en muchos establecimientos), mucho mejor que en España.

Antes de despedirnos de Sonia tomamos unos refrescos en una cafetería en la cual sentimos ¡nuestro primer terremoto! Fue gracioso porque Sonia recibió un aviso en el móvil, lo miro, nos dijo que venia un terremoto de grado 3 y practicamente al instante empezamos a notar un ligero bamboleo de la mesa en la que estábamos sentados. Unas quinceañeras que teníamos en la mesa de al lado nos miraban, al ver que eramos extranjeros, y se reían por lo atontados que nos quedamos de sentir aquel temblor. Realmente fue muy flojito, mejor así.

Nos despedimos de Sonia poco antes de las 21:00 porque a esa hora habíamos quedado con Shima, presidente de la Asociación vasco japonesa en Japón. Shima nos llevo a un izakaya, algo que tenia pendiente de probar. Comimos un monton de platos, sake, cerveza y otra mezcla alcohólica muy buena. También tengo que agradecer a Shima el quedar nosotros y atendernos conociéndonos tan poco.

A las 00:00 ya nos habíamos despedido de Shima porque estábamos totalmente agotados y nos fuimos a lavar ropa a una lavandería cercana aguantando de mala manera para después ir a descansar a nuestros respectivos hoteles.

4 comentarios:

  1. Parece que el dia ha estado completito, y esta claro que es mejor cambiar la pasta alli.


    Pon fotos!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Que envidia! Para cuanto tiempo habéis ido?
    WOW! La asociación vasco japonesa en Japón! Eso lo tenemos que ver cuando volvamos a Tokyo. Esperamos que os lo paséis genial y nos contéis vuestras experiencias.

    Un saludo desde San Sebastian :)

    ResponderEliminar
  3. Hasta las 00 aguantasteis?!?!?! No me lo puedo creer!!!!

    ResponderEliminar
  4. @Battosai: no paramos ni un rato, dia mortal.

    @dvstokyo: solo vamos a estar 16 dias utiles, una pena no poder haberlo podido alargar mas.
    La asociacion vasco japonesa no tiene sede fisica, es mas un grupo de gente pero ha hecho algunas cosillas muy interesantes.

    @Maddy: si que aguantamos, no se como

    ResponderEliminar